[google-translator]

El internet de las cosas (IoT)

El internet de las cosas (IoT)

Internet de las Cosas

Desde la llegada de Internet a nuestras vidas, éste ha evolucionado de una forma veloz y apabullante, desde aquellos rudimentarios módems de 56 KB hasta las rapidísimas y eficaces líneas de fibra óptica actuales. A día de hoy podemos conectar a Internet nuestros móviles, impresoras, Smart TV, cámaras vía IP, GPS y multitud de dispositivos electrónicos que poseen esta funcionalidad, pero, ¿hemos tocado techo o esto no es más que el inicio de una nueva era Internet?

Desde hace ya unos años se empezó a hablar del IoT (Internet de las cosas), no siendo más que una apuesta de futuro y comenzando a ser en la actualidad una absoluta realidad.
Cada vez es más frecuente encontrarse con nuevos dispositivos capaces de conectarse a Internet y permitir al usuario un control y manejo de forma remota desde cualquier parte del mundo, pero esto no ha hecho más que comenzar.

¿Qué es exactamente el IoT Internet de las Cosas?

Podríamos definir el Internet de las cosas como la consolidación a través de la red de redes de una “red” que alojase una gran multitud de objetos o dispositivos, es decir, poder tener conectada a esta todas las cosas de este mundo como podrían ser vehículos, electrodomésticos, dispositivos mecánicos, o simplemente objetos tales como calzado, muebles, maletas, dispositivos de medición, biosensores, o cualquier objeto que nos podamos imaginar.

¿Qué nos ofrecerá?

Como la gran mayoría de los avances tecnológicos el objetivo que pretende alcanzar esta tecnología es hacer más cómodas nuestras vidas así como proporcionar una mayor seguridad en diversos ámbitos. Pongamos un ejemplo: Imaginemos una nevera que fuese capaz de avisarnos cuando perdiese temperatura o indicarnos que algún alimento ha caducado o se ha pasado, o un escritorio que dejará constancia de donde se ha dejado cada cosa, o que pudiésemos saber donde se encuentra cada objeto, que nos pertenezca, en cada momento, o controlar toda nuestra vivienda desde un smartphone o PC (desde la puerta de entrada, hasta la cadena de WC), o que estemos avisados de los alérgenos y su concentración en el aire en una pulserita para alérgicos, o millones de escenarios por descubrir. Estos son algunos ejemplos de todo lo que podría permitirnos desempeñar el Internet de las cosas, nada nuevo para los que llevamos más de 16 años dedicándonos a domótica y control, tan solo una nueva forma de dar un empujón más al M2M, a la domótica, a la inmótica…y al puro control.

¿Es posible realmente conectar todo a la red?

La respuesta es sí, no ahora mismo, pero si en muy poco tiempo. El principal inconveniente que está retrasando este avance es la limitación de direccionamiento que ofrece el actual protocolo ipv4, donde no sería posible interconectar tal cantidad de dispositivos y objetos. Por este motivo es ya inminente la transición a ipv6, el nuevo protocolo de direccionamiento que permitirá la interconexión casi ilimitada de cualquier objeto y la evolución e implementación del Internet of Things.
Una vez esquivado dicho obstáculo, y con el progresivo abaratamiento de esta tecnología con el tiempo, no solo va a ser posible, si no necesario debido a su utilidad y la gran cantidad de aplicaciones que podremos realizar con el Internet de las cosas. Piensa en ropa inteligente, en artilugios implantados en nuestro cuerpo velando por nuestra salud,… o ¿por que no? en bolsas de snacks en los supermercados negándonos su compra por contener contraindicaciones en nuestro registro de salud.

¿De que forma repercute el Internet de las cosas respecto a temas de seguridad o privacidad, en nuestras vidas?

Pues aquí, como siempre nos encontramos con la eterna dicotomía, si interpretamos las ventajas en cuanto a seguridad física o de bienes, indudablemente vamos hacia un entorno más seguro, si por el contrario nos percatamos que todo ese intercambio de información acaba por ser muy particular, y personal, de cada uno de nosotros, y que habla de tendencias, gustos, anhelos, pasiones…datos médicos, aficiones, sensaciones, variables actuales,…, pues entonces la seguridad se vuelve en un “control en manos ajenas” (eufemísticamente LA NUBE) que nos hace cada vez más vulnerables (eufemísticamente BIG DATA).De tal forma, enfocando la seguridad física y de bienes en la vida de cualquier persona, ya sea sobre su persona, sobre su negocio, hogar,etc.,tendrá un papel importantísimo, ya sea aumentando la seguridad en viviendas, vehículos, y bienes personales o simplemente sobre las personas.
Volviendo a uno de los ejemplos anteriores, si todos y cada uno de los objetos tuviesen su particular conexión a Internet podríamos saber en cada momento dónde se encuentra dicho objeto y por lo tanto reducir prácticamente a cero la posibilidad de perderlo. Por otro lado se vería incrementada de forma exponencial la seguridad en edificios, viviendas y fábricas, ya que con un sinfín de objetos sensorizados y monitorizados no habrá detalle que se escape, avisos por intrusión, escapes de agua, incendios, bases de datos con todo lo que ha ocurrido en una vivienda son algunas de las múltiples funciones que seremos capaces de realizar. En cuanto a la seguridad personal también se verá incrementada con objetos tales como relojes que pudiesen tomar el pulso y actuar en consecuencia, por ejemplo que en caso de paro cardíaco llamasen directamente a emergencias, dispositivos que nos alerten antes de sufrir una crisis por asma p.ej.. ,todo esto y mucho más es lo que se podría conseguir con las nuevas tecnologías y todos estos nuevos conceptos, da igual que les llamen domótica, inmótica, AmI, Ambiance Intelligence, Objetos Inteligentes,Smartcities, Smart Grid, IoT…. o “un mundo feliz”.
Como todo en esta vida, la avalancha tecnológica es imparable, los beneficios inexcusables….y el resto de la sociedad tendrá que poner coto a factores que tengan que ver con la privacidad, los derechos y deberes, y todo lo relacionado al reconocimiento de la dignidad personal.

 

¿De qué capacidades estará dotado?

(Si lo supiéramos todo….el futuro de nuestro trabajo no tendría mucho sentido, seguimos investigando)

– Comunicación y cooperación: los objetos tendrán la capacidad de conectarse a los servicios de Internet y/o entre sí, pudiendo intercambiar y actualizar datos entre ellos y  establecer comunicaciones con los servidores.
– Capacidad de direccionamiento: Esta clase de dispositivos podrán ser configurados y localizables desde cualquier lugar de la red.
– Identificación: Los objetos podrán ser identificados mediante tecnologías tales como RFID (Radio Frecuency Identification), NFC (Near Field Communication), códigos de barra de lectura óptica, o cientos de otras formas de identificar a un dispositivo en una red.
– Localización: Tendrán en todo momento conocimiento sobre su ubicación física, pudiendo saber donde se encuentra en todo momento.
– Actuación: Determinados objetos serán capaces de manipular su entorno.

 

¿Cuales serán los niveles de inteligencia de estos dispositivos?

Según los expertos existirán al menos 4 niveles de inteligencia:

– Nivel 1: Identidad. El objeto será capaz de identificarse de manera única
– Nivel 2: Ubicación. Se podrá saber dónde está dicho objeto o dónde ha estado.
– Nivel 3: Estado. Será capaz de comunicar el estado en que se encuentra así como sus características.
– Nivel 4: Contexto. El objeto será capaz de percibir el entorno en que se encuentra.

Si lo analizamos aquí nos parece muy infantil esta clasificación ya que esta pensada bajo la premisa de dispositivos un poco “tontitos”, y desde luego, lo que hoy posibilita el mercado hace más diversa la clasificación, y podríamos añadir niveles como:

– Nivel 5: Criterio. El objeto se comunica, se identifica, se ubica, analiza su entorno, decide y ejecuta en función de su criterio.

– Nivel n+1: ?¿?¿

¿Qué protocolos de comunicación utilizará el IoT?

A saber ,esto siempre es el dilema, da igual que hablemos de M2M, de domótica…o de automatización industrial, un sinfín de iniciativas se ponen en marcha para intentar conjugar un protocolo que sirva como estándar y de alguna manera tenga en cuenta la idiosincrasia de los sistemas que queremos meter en escena.
Y si bien tenemos Zigbee (IEEE 802.15.4), Bluetooth LTE, 6LowPan, WiFi, GSM (con todas sus respectivas Gs), u otras esperanzadoras como SigFox…y desde luego un maravilloso mundo TCP/IP que sabemos que es capaz de desplegar redes mundiales, pero que no esta pensado para meter sus vetustas arquitecturas directamente en sensores que deberían funcionar, al menos algunos, durante décadas, es decir autosuficientes en el tema de carga (solar, viento..etc) o auto eficientes en el tema de consumo, bueno, esto sin hablar de ciento y una mil conjeturas propietarias lidiando el protagonismo para el gran negocio que se avecina.

Vemos que iniciativas en grupos de trabajo como RPL Routing Protocol for Low-Power and Lossy Networks (http://tools.ietf.org/html/rfc6550 ) empiezan a pensar en arquitecturas que posibiliten los millones de escenarios posibles si queremos un Internet of Everything que funcione, o como este grupo define el OF (objective functions), porque no debería ser la misma prioridad un MEMS que intente decirle a nuestro médico y servicio asistencial que estamos sufriendo un infarto, que un sensor que se esta preocupando de vigilar por la eficiencia de nuestro sistema de climatización, y tampoco la jerarquización y los caminos que debe seguir laseñal hasta que encuentre un punto de reunión que controle su direccionamiento IPv6, como veis la “comedura de tarro” es directamente proporcional al objetivo de llenarlo todo de posibilidades de comunicación inteligente, y hay mucho que definir.

¿Qué es y de que partes se compone un dispositivo M2M?

Como hemos hablado anteriormente de los dispositivos M2M ya que son una tecnología propicia a la hora de desarrollar el Internet de las cosas vamos a hacer una breve descripción de en qué consisten.
Los dispositivos M2M (machine to machine) como su propio nombre indica se trata de dispositivos capaces de establecer una comunicación tanto con el servidor como con otros dispositivos M2M.

Las partes de que se compone son las siguientes:

– Dispositivos de gestión: Forman parte de este grupo todas aquellas máquinas o dispositivos cuya labor va a ser la de gestionar datos (alarmas en hogares, contadores, paneles de información, puntos de venta,etc)
– Dispositivos M2M: serán aquellos dispositivos (módulos) que conectados de forma remota a cualquier máquina recoja información y mantenga una comunicación con el servidor. Eventualmente también tendrán capacidad para procesar información individualmente.
-Servidor: Será aquel sistema que envié y reciba dicha información de las máquinas y a su vez haga una gestión eficiente de la misma.
-Red de comunicación: se trata del medio físico mediante el cual viaje la información pudiendo de ser de dos clases: cableado e inalámbrico, siendo este último el método habitual puesto que en principio carece de lógica implementar el Internet de las cosas mediante cable a no ser que sea algún dispositivo muy especifico.

 ¿Cuál ha sido la evolución del Internet de las cosas?

Se puede hablar de sus primeros pasos en el año 1990 cuando Jhon Romkey y Simon Hacket consiguieron diseñar una tostadora con conectividad a Internet, pudiendo desde cualquier ordenador determinar su encendido, su apagado y configurar el tiempo de tostado de la misma.
A partir de este momento, se supo el potencial que tendría la posibilidad de conectar ciertos dispositivos a Internet, pero fue en 1999 cuando fueron introducidos los conceptos básicos de el Internet de las Cosas por el ingeniero Bill Joy, el cual se percato de la importancia que tendría este aspecto a la hora de automatizar y disponer de control sobre una multitud impensable de dispositivos, escenarios que también planteaban JINI y UPnP.
Nos remontamos ya a 2009 donde fue bautizado el término gracias a un artículo publicado por Kevin Ashton el 12 de Julio de 2009, dicho artículo hablaba de la gran funcionalidad que podría aportar conectar todo a la red para poder contar los objetos, dispositivos, saber la posición en que se encuentran, su estado y que éstos pudiesen darnos información sobre el entorno en que se encuentran.

Unos años antes se realizó un estudio en el cual se determinaba que alrededor de 1000 millones de dispositivos estaban conectados a Internet entre consolas, ordenadores, móviles, etc.
La empresa CISCO, formuló mediante un estudio que la cantidad de dispositivos electrónicos conectados a la red era más elevado que la población mundial.
Por último, a partir del año 2011 se diseña el protocolo de direccionamiento de Internet IPv6 posibilitándola identificación de una infinidad de direcciones y haciendo posible el IoT ya que se estima que en menos de 10 años existan cerca de 50.000 millones de dispositivos conectados a la red.

¿Para cuando se prevé que sea posible la implementación a gran escala de IoT?

No hay una fecha exacta, pero lo que esta claro es que con la velocidad con la que avanza la tecnología, con circuitos cada vez más baratos y a su vez más pequeños, y la increíble evolución de las redes informáticas y las posibilidades que ésta ofrece, no falta mucho, serán 5, 10 o 15 años, pero lo que queda demostrado es que ya empieza a ser un hecho, esta ahí, y es posiblemente junto con la robótica el futuro más cercano que podemos observar, solo hay que echar un vistazo a las miles de campañas de crowdfunding (palabra de moda para democratizar las inversiones…, resumiendo, que paguen los fans) con miles de artilugios pujando por un papel en este mundo.

 

Ejemplos de Internet de las Cosas relacionados con la domótica.

Las aplicaciones del Internet de las Cosas en el campo de la domótica seguramente son las más populares. Nos recuerdan mucho a las películas de ciencia ficción y, también, muchas están ya comercializándose y al alcance de muchas familias.

 

/1/ Mango Mirror, el espejo inteligente.

Tan sencillo de utilizar como ponerte delante de él. Conectado a diferentes APPs de salud, el espejo es capaz de informarte de tu peso, calidad del sueño, hidratación corporal y más detalles.

Pero también es capaz de facilitarte la previsión meteorológica, el estado del tráfico o tu agenda de la semana.

¿Qué tal quedaría en tu habitación o en el baño?

 

/2/ Seguridad en el hogar.

¿Qué te parecería irte de vacaciones y tener tu casa vigilada desde tu smartphone? Ya existen APP que puedes descargar en tu móvil y conectar con webcams instaladas estratégicamente en tu hogar. Algunas son gratuitas.

Es así de sencillo. Lo instalas y lo visualizas.

La otra aplicación es la de vigilar a tu mascota cuando te vas a trabajar. ¿No tienes curiosidad por saber qué hace cuando sales de casa?

 

/3/ Limpieza en el hogar con Roomba.

Dicen que va muy bien incluso para limpiar los pelos de mascotas. ¿Tú lo has usado?

Sin embargo, la reciente noticia de esta conexión es que su fabricante quería cargar en el software el plano de la casa del usuario. De esa forma Roomba sería más eficiente. Pero la alarma ha saltado avisando de la posible venta de estos datos tan personales.

De momento no hay confirmación de que haya sucedido, así que, puedes seguir limpiando seguro.

 

/4/ Frigoríficos conectados.

Ya han llegado. Tu nevera te avisa de si te falta algún producto básico o si tienes otros a punto de caducar.  No sólo eso. También es capaz de hacer el pedido por ti, para que te lo traigan a casa.

Algunos de ellos puedes conectarlos con Alexa, el asistente virtual de Amazon, y comprar en este Marketplace tus productos.

¡Ya puedes recibir invitados en cualquier momento!

 

/5/ ¿El ideal de la domótica?

¿Es éste el futuro que nos espera en el hogar gracias al Internet de las Cosas?

 

Ejemplos de Internet de las Cosas cotidianas.

La vida cotidiana de las personas también es posible de mejorar con estos ejemplos de Internet de las Cosas. Más allá del smartphone, la Tablet o la Smart TV, las conexiones de objetos se han seguido sucediendo, dejándonos estas aplicaciones.

 

/6/ Maleta Robot.

La Travelmate (así se llama) no necesita ser empujada ni que tires de ella. Funciona como un robot y te sigue a todas partes. El control se realiza desde una APP o con comandos de voz. Incorpora luces LED y algún sistema de seguridad, como la apertura por huella táctil.

Su previsión es salir al mercado por la bonita cifra de 1.000$. ¿Te compensa a cambio del suplicio de estirar de ella?

 

ejemplo internet de las cosas maleta robot

Imagen vía Wwwhats new

 

/7/ Orlas universitarias a lo Harry Potter

¿Sabes esas fotos de personas de la película Harry Potter donde toman vida las personas y las ves en movimiento? Pues eso mismo es lo que han diseñado Sergio e Ismael, dos universitarios que querían un bonito recuerdo de su promoción.

Se llaman “Graddy” y se ven así:

 

 

/8/ Wearables para perros

Nuestras mascotas, vigiladas y atendidas.

Existen distintos dispositivos en el mercado que se adaptan a la necesidad que tienes. Por ejemplo, vemos collares que ofrecen información de tu mascota, como la calidad del sueño, su estado físico o su ubicación.

 

Ejemplos de Internet de las Cosas relacionados con las Smart Cities.

Las Smart Cities son uno de los grandes ejemplos de cómo el Internet de las Cosas está a disposición de las personas. Se prevé que en 2050 el 70% de la población vivirá en las ciudades. ¿Cómo podrán gestionar los ayuntamientos esta aglomeración de ciudadanos?

 

/9/ Paris 2050

Un ambicioso proyecto que ya tiene aprobado la capital francesa. Su idea es reducir las emisiones de gases con efecto invernadero y para ello planean reconstruir un barrio del centro de Paris.

Planean una ciudad verde, con edificios bioclimáticos que generan energía positiva (descontaminante) y reciclable. Un objetivo ambicioso que ojalá sirva de ejemplo al resto de grandes ciudades del mundo.

 

ejemplo smart city paris 2050

Imagen: vía esmartcity.es

 

/10/ Dubai

Dubai quiere ser la ciudad más feliz del mundo y para ello han creado espacios impactantes que provoquen experiencias placenteras a sus visitantes. Como curiosidad, deciros que en esos lugares han colocado 3 botones que representan la felicidad que sienten en ese espacio.

Buscan las interacciones de los visitantes por turismo y por negocios.

Curioso sistema de medición.

 

/11/ Manchester y su autobús eléctrico.

Proyecto piloto que demostró un 80% menos de consumo de energía. Evidentemente, favorece el medio ambiente y se controla su mantenimiento a través de Internet.

A su favor tiene que se recarga entre 3 y 6 minutos.

¡Quién pudiera instalar todo un transporte público de estas características!

 

/12/ Libelum, empresa española que ayuda en las ciudades.

Esta empresa lleva mucho tiempo proponiendo ejemplos de Internet de las Cosas útiles para las ciudades.

Nos muestra aplicaciones en las que a los usuarios nos indica dónde hay un hueco libre para aparcar. ¿Te imaginas qué gozada dejar de dar vueltas buscando uno?

También ayuda a los ayuntamientos, por ejemplo, indicando cuándo es momento de regar los jardines o de encender el alumbrado. ¡Un total ahorro de energía!

 

Ejemplos de Internet de las Cosas relacionados con la salud.

Todos estos cambios y avances tecnológicos que estamos viendo también influyen de forma positiva en el ámbito de la salud. Médicos y pacientes se benefician de las aplicaciones que el Internet de las Cosas en el sector sanitario.

 

/13/ Relojes inteligentes.

Apple Watch lidera esta saga de wareables. Gracias a la información de pacientes anónimos recogida en la nube se ha podido recabar una base de datos que ayuda a diagnosticar el Parkinson, controlar el asma, la diabetes y, en general las enfermedades crónicas.

Los relojes recogen información del paciente que llega hasta sus doctores, quienes pueden realizarle la visita de control sin que el paciente se desplace a la clínica.

También circula la información en sentido contrario, siendo el dispositivo quien avisa al paciente de cuándo le toca tomar la medicación o llevar a cabo algún tipo de control.

 

/14/ Aplicaciones al servicio de discapacitados.

La tecnología, en general, redes sociales, grabadoras de audio y vídeo, etc, ayudan a diario a los enfermos limitados a que su vida sea mejor. Por ejemplo:

  • TouchChat de iPad: permite la comunicación en pacientes con problemas del habla.
  • Apple en modo silla de rueda: posibilita la lectura del ritmo cardiaco a personas con espina bífida.
  • Apple en modo leer pantalla: el teléfono dicta lo que aparece escrito, para los que tiene dificultades de visión.

 

/15/ Detección del cáncer de páncreas

A través de un selfie volcado en una APP es posible leer los niveles de bilirrubina en el blanco de los ojos. De esta forma se puede evaluar la presencia de ictericia, presente en estos cánceres.

 

 

Ejemplos de Internet de las Cosas relacionados con la Industria 4.0.

Éste es un área en el que te puedes encontrar ejemplos de Internet de las Cosas bajo otra nomenclatura: IIoT (Internet Industrial de las Cosas). No entraremos hoy en ello, pero sí que vamos a abordar algunas aplicaciones que ya se utilizan.

 

/16/ Impresora 3D

Quizá ya hayas oído hablar de estas alucinantes impresiones tridimensionales. Funcionan con un software al que introduces el objeto que deseas imprimir.

Irá reproduciendo, capa a capa, la figura encargada. Además, el material de construcción lo decides tú.

Es especialmente útil para la producción de prototipos, reduciendo notablemente los costes. También se utiliza para replicar piezas de recambio, lo que permite reducir el stock de disponibilidad de una empresa.

¡Todo un ahorro de tiempo y de dinero!

 

/17/ Cobots

Los robots colaborativos, cobots, han sido diseñados para trabajar en la Industria 4.0. Se diferencian de los robos tradicionales en que trabajan junto a la persona, como si fuera un compañero más.

Son muy hábiles en tareas de robótica y minimizan los errores, con lo que el coste de producción de las empresas también baja.

Un fiel compañero que no pretende sustituir las funciones de las personas, sino especializarse en tareas concretas.

 

ejemplo internet de las cosas cobots

Imagen: Vía Produktion

Ejemplos de Internet de las Cosas relacionados con logística.

El mundo de la logística es uno de los que más desean la incursión del Internet de las Cosas. La trazabilidad de la mercancía es uno de las principales demandas, pero hay otras aplicaciones para el sector.

 

/18/ Puertas de garaje inteligentes.

En principio esta utilidad está pensada para domicilios, pero podría extenderse a los muelles de carga y descarga.

Se trata de controlar la apertura y el cierre de puertas automáticas a través de un smartphone. Tan solo necesitas una APP.

Sería francamente útil para recepcionar paquetes que esperas, evitando las dobles entregas de los transportistas. En almacenes, podría tener la misma utilidad y evitaría horas que los mozos de almacén invierten en esperar la llegada de un tráiler.

 

/19/ Datalong 16.

Se trata de un pequeño dispositivo que viaja con la mercancía y que permite obtener valores, en tiempo real, sobre la ubicación del envío y la temperatura a la que se encuentra.

Es ideal para productos que requieren mantener la cadena del frío, como medicamentos o alimentos. Además, proporciona esa trazabilidad real tan ansiada en el sector.

 

 

/20/ Estanterías inteligentes.

En logística, la correcta ubicación de la mercancía es clave para el control de stock. Por eso, estas estanterías avisan de si el peso y las dimensiones del bulto colocado corresponden a lo que esperaba. También alertan de si existe riesgo de caída del bulto o de accidente del operario.

Se pueden prever zonas de descarga en la que se espera colocar los palets que llegan.

 

/21/ Carretillas anti accidentes.

Se trata de dotar a las carretillas de sensores y alarmas que detecten el riesgo de accidente en el almacén, incluso llegando a pararla.

También es posible optimizar los recorridos, evitando esas zonas de suelo previstas para la recepción de mercancías.

Se logra la optimización del circuito, se ahorra tiempo y, por tanto, se disminuyen los costes.

 

Ejemplos de Internet de las Cosas relacionados con la agricultura y la ganadería.

Solemos pensar que las zonas rurales están aisladas de los avances tecnológicos, pero el cultivo y la ganadería también tienen objetos conectados a Internet que les ayudan a optimizar sus tareas y rentabilizar sus labores.

 

/22/ Tractores Inteligentes.

Es un tractor automatizado, es decir, no necesita conductor.

En su software se ha incluido un mapa con la ruta y tareas que debe realizar en ellas. Se pone en marcha a partir de una APP y lleva incorporado un GPS, sensores y radares, que les permite circular entre los cultivos.

 

ejemplo internet de las cosas tractor inteligente

Imagen: vía emprendedores.es

 

/23/ Drones.

Uno de nuestros ejemplos de Internet de las Cosas más conocido llega al campo.

Gracias a los drones los agricultores conocen el estado de sus campos en tiempo real. De esta forma, no necesitan salir físicamente a controlar si necesitan fumigar. En Polonia ya los utilizan para trabajar junto a las abejas en la polinización de las flores.

 

/24/ Sensores para frutas.

Estos elementos son bien prácticos para el agricultor. Le informa del estado de humedad, tamaño de la fruta o si necesita que se le aplique algún fungicida o fertilizante.

Todo este control se realiza desde un Smartphone o Tablet.

 

/25/ Ganadería.

Sensores similares a los que se utilizan con la fruta son la ayuda que tienen los ganaderos para vigilar a los animales. Ofrecen datos de su ubicación, el estado nutricional y la capacidad reproductiva.

Muy práctico en caso de necesitar reagruparlos, ¿verdad?

Sorpréndete con 4 ejemplos de #InternetDeLasCosas relacionados con la agricultura y la ganadería.HAGA CLIC PARA TWEET

 

El futuro del Internet de las Cosas

El Internet de las Cosas ya ha cambiado la forma de entender la vida y los negocios. ¡Y esto acaba de empezar!

En el futuro veremos cómo normalizamos las nuevas conexiones.

Nuestras casas y coches serán más inteligentes y cuidarán más de nosotros. En el ámbito de la salud, llegará un momento en el que no tengamos que desplazarnos para que un médico nos escanee o realice la revisión rutinaria.

En las ciudades se tenderá a disminuir los accidentes catastróficos porque tendremos más previsión sobre ellos. El tránsito estará más controlado y podremos evitar atascos.

En definitiva, podremos optimizar recursos y minimizar costes en todos los sectores.


En Estrategias y Marketing .com desarrollamos plataformas web responsive, app para negocios y app internas para empresas, gestión de redes sociales, posicionamiento SEO/SEM, diseño publicitario y mantenimiento para herramientas de acciones online y Estrategias de Marketing. Queremos ser tu socio. Somos los adecuados para ayudarte a conseguir tus objetivos.

Añadimos cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Leer Política de cookies
SI, ACEPTO